Cinco tácticas para proteger el dinero en tu empresa

Todos los días cientos de empresas abren y otros cientos cierran. La razón principal es que se quedan sin flujo de efectivo. Hoy te damos consejos para ayudarte a preservar tu capital.

Las empresas funcionan con dinero. Si no hay, tenemos que tomarlo prestado. De lo contrario cierran.

Los problemas que llevan a las empresas a cerrar son muchos- pobres ventas, pobre servicio, etc. También se debe al mal manejo del efectivo. Quien no conoce la historia del dueño de empresa que tan pronto comenzó a ver dinero entrar en su empresa se lo gastó en autos y lujos y luego no tenía con que pagar sus obligaciones.  Esto pasa más de lo que imaginas.

El flujo de efectivo (o  flujo de caja) es el movimiento de dinero dentro y fuera de un negocio. El  dinero entra en su negocio  de la venta de bienes o servicios a sus clientes o de aportaciones suyas o de terceros  (ejemplo-prestamos). El dinero sale de su negocio para pagar los gastos. Este ciclo operativo puede ser administrado para determinar la cantidad de efectivo que estará disponible durante un período determinado de tiempo.

Para evitar esa situación queremos darle unas sugerencias para evitar que aunque tenga ganancias, se quede sin efectivo,

1- Nunca te quedes sin efectivo. La empresa en teoría puede generar ganancia pero de nada sirve si no haya dinero en el banco).

2- Conoce el balance al presente. Cuantos de ustedes pueden saber con certeza cuál es su balance en este momento? Cuando vamos de viaje sabemos con cuanto disponemos en todo momento verdad.  En los negocios es igual- como vamos a tomar decisiones inteligentes si no sabemos con cuánto dinero contamos. Esa rigurosidad es la que necesitas y la que distingue a los principiantes de los veteranos.

3- No manejes el negocio de la chequera. Compra un programa de contabilidad como peachtree o  quickbooks. Tu necesitas como mínimo una lista de las cuentas a cobrar y pagar y saber cuando se vencen de manera que sepas que es lo que tienes que pagar y cuando. De la chequera estás tomando decisiones sin la información necesaria. estas jugando la ruleta rusa; disparando de la baqueta.

4- Mantén la contabilidad al día cada día. Particularmente el registro de cuentas a pagar y cobrar.  Si no tu busca una persona que lo haga.  Asegúrate de entrar todas las transacciones de dinero que recibas como por ejemplo- los recibos de ventas  al final del día.  Entra las cuentas a pagar de tus suplidores tan pronto las recibas. Evita dejarlas cercas y no registrarlas en sistema porque piensas pagarlas pronto. Reconcilia las cuentas de cheques mensualmente.

5- Crea una proyección de flujo de efectivo. Sepa cuál será su balance de efectivo en seis meses. Los problemas de efectivo se pueden ver con anticipación. Cuando proyectas estás adelantándote al futuro y viendo más allá del horizonte inmediato y puedes planificar. Este proceso te ayudará a identificar y eliminar las deficiencias o excedentes en efectivo. Así podrás  hacer los ajustes financieros necesarios ya sea  para aumentar el flujo o evitar el endeudamiento excesivo.

Puedes  bajar gratis un modelo de proyección de flujo de efectivo cortesía de Score aquí.

Comments are closed